loader image

Vocaciones y Ministerios

Confiándose a la acción del Espíritu Santo, a la intercesión de la Virgen María y de San José, tiene como identidad, asumiendo los principios teológicos que sustentan la estructura de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), expresar la colegialidad episcopal y la comunión eclesial de todos los agentes involucrados en la importantísima labor pastoral de la promoción, formación y acompañamiento de las Vocaciones específicas como de los diversos Carismas y Ministerios que suscita el Espíritu de Dios en su Iglesia.

Es un organismo del Episcopado Mexicano de comunión, participación, formación y animación de la Pastoral Vocacional en México, es una Dimensión de la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios, está en constante diálogo con los respectivos organismos del CELAM y en estrecha relación con la Región PVCAMEX. Opera a través de la Organización Mexicana de Agentes de Pastoral Vocacional (OMAPAV), que se integra por los coordinadores diocesanos y los responsables de las distintas congregaciones e institutos religiosos. El órgano impulsor es el Consejo, que se conforma de personas representativas de las distintas vocaciones específicas (presbíteros diocesanos, religiosos y religiosas, diáconos permanentes y laicos).

Es una de las ocho Dimensiones de la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios (CEVyM), dentro de la Estructura de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). El organismo por el que opera ordinariamente es la Organización de Seminarios Mexicanos (OSMEX). Esta Dimensión mantiene, procura y promueve vínculos de comunión y participación al interno de la CEM con las Dimensiones Episcopales para el Clero, para la PV, para la Pastoral Juvenil y para la Familiar; a nivel Latinoamericano con la Organización de Seminarios Latinoamericanos (OSLAM) y, particularmente, con la Organización de Seminarios de Centroamérica y México (OSCAM).

La Dimensión Episcopal para el Clero, en comunión con la CEM y la CEVyM, busca el crecimiento humano, espiritual, intelectual y pastoral de quienes han recibido el don del sacerdocio ministerial. Se esfuerza por llevar a cabo sus metas, tareas y proyectos en las actividades Diocesanas, Provinciales y Nacionales.

La Dimensión Episcopal para el Diaconado Permanente es una de las ocho Dimensiones de la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios. Busca que se conozca y valore el Diaconado Permanente en la comunidad eclesial, tanto en los Obispos, como en el presbiterio y los fieles laicos, para promover la restauración de este ministerio en las diócesis de México. Cuenta con un Consejo Nacional, que apoya en la organización de los diversos eventos que realiza.

La Dimensión Episcopal para la Vida Consagrada (DIVIC) forma parte de la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios (CEVyM), de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). Es un equipo formado por Obispos, colaboradores y representantes, que anima y acompaña el caminar de la vida consagrada en sus diferentes formas y carismas. Opera a través de los Vicarios Episcopales y las instancias locales, y colabora en comunión con los diferentes organismos de vida consagrada a nivel nacional e internacional.

La Dimensión Episcopal para Ministerios Laicales forma parte de la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios; ella impulsa la ministerialidad laical en nuestra Iglesia, ayudando a la valoración, promoción y formación de los diversos ministerios. Tiene una Directiva Nacional que apoya al Obispo responsable y secretario en esta tarea.

Las RAUPM son una institución eclesiástica que recibe a los alumnos –seminaristas, diáconos, presbíteros– enviados por sus Obispos o superiores generales para obtener los grados de bachillerato, licenciatura o doctorado en la UPM. Son persona jurídica según el Ordenamiento Canónico y ente eclesiástico civilmente reconocido por el gobierno de México, según su decreto. Constituyéndose así como una asociación religiosa autónoma. Las RAUPM son una casa sacerdotal que pretende recuperar lo que la verdadera formación permanente significa, no solamente una actualización académica, sino también una formación abierta que incluya cada una de las Dimensiones de la formación sacerdotal, formación que inició en el seminario y que continúa en el mismo ministerio sacerdotal. Sin perder el contexto cultural actual en sus formas variadas, que refleje una actitud interior del sacerdocio que debe caracterizarse por una sencillez, humildad y disponibilidad permanente (cfr. RFIS 56).

El Pontificio Colegio Mexicano (PCM) es la institución eclesiástica de derecho pontificio que normalmente recibe a los presbíteros diocesanos mexicanos enviados a Roma, por los respectivos Obispos para conseguir una especialización en las Universidades e Institutos Pontificios, en orden a servicios pastorales especiales a favor de la Iglesia en México. El Colegio pretende, de acuerdo a su naturaleza, la formación permanente de los Sacerdotes, mediante un proceso general e integral de continua maduración. La Dimensión Enlace es el medio por el que la Conferencia del Episcopado Mexicano se responsabiliza de la formación que propicia el Colegio y de la administración del mismo.

Nombramientos

Mensajes