loader image

Celebración del Miércoles de Ceniza.

Ciudad de México, 21 de febrero de 2022

A LOS PASTORES DEL PUEBLO DE DIOS
Orientaciones litúrgico-pastorales para la celebración del Miércoles de Ceniza.

La Cuaresma, tiempo propicio para favorecer la conversión personal y pastoral, y tiempo
de preparación para la celebración de las Fiestas Pascuales, inicia con la recepción de uno de los
sacramentales muy apreciado por todos los fieles: la Ceniza. Este año, el periodo penitencial lo
iniciaremos el próximo 2 de marzo.


Ante la situación de pandemia que ya se vislumbra con un futuro esperanzador, nos invita
a continuar con las medidas sanitarias adecuadas para el cuidado de todos, por eso consideramos
pertinente tomar en cuenta las siguientes orientaciones:

  1. Es tiempo de motivar a la participación presencial de los fieles, salvaguardando a
    las personas que, por su condición, necesitan extremar los cuidados de
    bioseguridad.
  2. Favorecer la celebración de la Eucaristía, así como celebraciones de la palabra en
    número tal, que la participación de los fieles no genere aglomeraciones (prever
    lugares además de la iglesia parroquial).
  3. En aquellos lugares que por las diversas circunstancias y/o tiempos no sea posible
    la celebración de la Eucaristía o de la palabra, prevéase un rito breve para la
    recepción de la Ceniza que permita meditar desde la palabra de Dios el significado
    del camino cuaresmal.
  4. No olvidemos recordar que este día es de ayuno y abstinencia (Dispensados los
    mayores de 60 años y los enfermos).
  5. Contar con suficientes ministros para la imposición de la Ceniza.
  6. Organizar con los equipos de pastoral litúrgica una logística de movilidad que
    facilite la recepción de la ceniza e impida la aglomeración de los fieles.
  7. El modo de imponer la ceniza será: a) después de decir la oración: “Señor Dios,
    que te apiadas de quien se humilla…”, el que preside invita a los presentes a inclinar
    su cabeza y dice una vez y de manera general: “Conviértanse y crean en el Evangelio” o bien, “Recuerden que son polvo y al polvo volverán”; b) enseguida los fieles, salvando la debida distancia entre ellos, se acercan al ministro; una vez al frente de él, éste dejará caer la ceniza sobre la coronilla de la cabeza, sin decir nada y evitando el contacto físico; c) el fiel regresa a su lugar en actitud orante y continúa el rito como está previsto
  8. Será necesario preparar Ceniza bendecida para quienes prefieran llevarla a casa e imponérselas personalmente o llevarla a sus enfermos o ancianos. Lo que significa prever un rito breve impreso que ayude a los fieles a vivir con mayor sentido la recepción de este sacramental.
  1. Para este día de Ceniza y en lo sucesivo, seamos, no obstante, prudentes y
    cuidadosos en el cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad que hemos
    aprendido: uso de cubrebocas en todo momento, gel o sanitizante para manos, y
    comunión en la mano. Respecto a esto último, sigamos catequizando e instruyendo
    al Pueblo de Dios sobre el modo correcto de recibir la Sagrada Eucaristía en esta
    modalidad.
  2. En días sucesivos publicaremos algunas orientaciones para las celebraciones de Semana Santa.

Que a pesar de la situación de pandemia que aún vivimos, el camino cuaresmal que
iniciaremos con la recepción de este sacramental nos abra a la Misericordia de Dios, nos lleve a la
conversión del corazón, nos prepare a las Fiestas Pascuales y nos haga más caritativos con nuestros
prójimos.


Fraternalmente.

Mons. Víctor SÁNCHEZ ESPINOSA
Arzobispo de Puebla de los Ángeles
Presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Litúrgica
Pbro. Lic. Emanuel VÁZQUEZ CARRILLO
Secretario Ejecutivo
Comisión Episcopal para la Pastoral Litúrgica

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Email
Compartir en telegram
Telegram